martes, 6 de septiembre de 2011

El por qué soy pretenciosa y ambiciosa

Hay dos palabras que la mayoría de las veces tienen una connotación negativa: pretencioso y ambicioso. Así que pretendo ser clara en este texto y hacerles ver el lado positivo de estos conceptos, ya que los dos me recuerdan a diario quien soy y hacia donde voy.

Me explico. Hay algo que ha marcado mi vida: mi viaje a Europa en el segundo semestre del 2010 . Encuentro gente que me dice ¿pero si todos tus amigos ( extranjeros como yo) están de vuelta en sus países y tu no eres de allá, qué es lo que extrañas?.

¿Saben como huele una flor congelada ?, ¿un Jardín Real?, ¿la lluvia en un palacio portugués en medio de la nada?, ¿el mar en un pueblo obsesionado con las anemonas?, ¿un cuadro de Dalí? ... todas esas cosas que vemos en películas y libros, o cosas que son mera realidad como una cafetería dentro de una estación de metro al llegar a la universidad, cinco tiendas de cosméticos en una misma calle, una tienda vintage, un bar por el que no puedes ni pasar porque todo es tan barato que está llenísimo , las flores y plantas en tooooodos los parques, ... Incluso el intenso ( y mareante) olor a colonia de cierta tienda de un gran consorcio español, me hacen feliz. Perdón, MUY feliz.


Y siento que si de vez en cuando ( o diariamente) no recuerdo algo de todo lo anterior, si no evoco mínimo una vez al día esos aromas, me quitan un pedacito de felicidad. Todos los aromas nos emocionan, si no los conocemos tenemos siempre altas expectativas sobre ellos porque al final nos van a llenar de alguna forma, su propósito va más allá de un momento, su propósito está en ayudar a recordar ese momento. ¿Para que usamos una fragancia si no es para hacer especial un día, un lugar, una caminata, un viaje?...

Es pretencioso decir "mi viaje a Europa", y es ambicioso el querer volver a esos lugares viviendo en un país tan lleno de vida como México, pero...pero.... pero es que son mil cosas.

Podría seguir describiendo miles de instantes con diferentes aromas cada cual, porque cada uno me hace recordar tantas cosas divertidas, singulares, bellas y sobre todo , reales.

Pretendo volver para seguir recolectando olores y con eso, memorias . El volver se ha convertido en mi ambición (ok, obsesión) más grande. Cada que me desespero, lloro, grito, pataleo, me enojo o hasta cuando estoy aburrida, el sólo recordar un poco cómo huele cada experiencia me da una razón para tranquilizarme en medio del ajetreo en la ciudad.

¿Se entendió mi diferencia de conceptos?. ¿Estoy mal por basar mis ambiciones en algo que ya pasó? ¿O estoy bien por poder evocarlas con tan solo un olor?, ¿Se puede oler un cuadro de Dalí o una flor congelada a distancia?... Yo digo que si eres pretencioso y ambicioso ( a mi manera) , sí.


Como sea revuelvan su mente de vez en cuando porque en lo más simple -como un aroma- van a encontrar su pretensión y ambición más grandes. No hay más.



-----


Este post pertenece al reto de @KenzoMX , pueden seguir el rally en #KenzoFlowerTag o visiten www.kenzomexico.com :)

2 comentarios:

mariana dijo...

rata te quedo lindo, pero no te me vayas a las europas again...bueno si pero ahora me llevas anda :)

sweet&cool dijo...

V!!!! mi chilanga hipsteeer!! esta lindisismoooo!!!! :D